UPND SALTA

TERRITORIO DIAGUITAGHASTA

DERECHO A LA COMUNICACIÓN CON IDENTIDAD

1 de junio de 2018

NACIÓN DIAGUITA - NO AL FMI, NO A LAS BASES MILITARES DE EEUU, NO A LAS POLÍTICAS DE AJUSTE, SAQUEO Y MUERTE EN NUESTROS TERRITORIOS

SOMOS EL GRITO ANCESTRAL DE LIBERTAD 


La Unión de los Pueblos de la Nación Diaguita Salta, institución legitima de la Nación Diaguita en la actual provincia de Salta, en ejercicio de la Libre Determinación como Pueblos Originarios preexistentes, RECHAZARON y REPUDIARON la presencia en Kachi de Mauricio Macri y sus socios políticos, responsables de las políticas de HAMBRE, MUERTE y SAQUEO de los Territorios Originarios. 

Este jueves 31 de mayo se realizo una convocatoria y movilización con una Radio Abierta en la plaza de Kachi. Estuvieron presentes Autoridades, Delegados y Miembros de la Nación Diaguita de los distintos territorios de Pailas, Algarrobal, Fuerte Alto, Piúl, Buena Vista, Divisadero, Aguada, Las Trancas, La Paya, Seclantás, entre otros. 

Dicha actividad se vio violentada por el ataque de las fuerzas policiales y de infantería quienes pretendían blindar el pueblo de Kachi, con el intento de tapar la realidad para el séquito presidencial. Sin ningún tipo de orden judicial las fuerzas policiales persiguieron a los presentes reteniendo Simbologías, pancartas, elementos de percusión fueron secuestrados, hasta pretendieron secuestrar el equipamiento de la radio abierta, intentando callar las voces colectivas, en una clara violación a la libertad de expresión y a los derechos fundamentales como Pueblos Originarios preexistentes, 

La concentración y movilización territorial se desarrollo durante toda la jornada, recorriendo el Pueblo de Kachi, frente al colegio a la mañana, luego un almuerzo comunitario de un locro sustancioso, para retornar a la Plaza, donde los medios presentes pudieron tomar nota del reclamo y demanda, momentos en los que las fuerzas de seguridad no pudieron evitar la protesta. 

Mientras el responsable del Estado Argentino se encontraba atrincherado en un Hotel estrellado de la alta alcurnia de la zona y le hablaba a un país imaginario, anunciando gloriasamente el veto de la ley antitarifas aprobada en la madrugada por el Honorable Congreso de la Nación, al mismo tiempo ofrecía las bellezas naturales y vendía turísticamente los territorios originarios que estaba visitando. También visito una escuela para ofrecer ingles como materia del “progreso”, gracias presidente, "solo queremos nuestros territorios y una Educación Intercultural que nos respete y contemple como Sujetos de Derechos con cultura y filosofía de vida propia"

El reclamo y movilización Diaguita continuó, para luego ya al anochecer culminar con un Programa especial en la Radio Diaguita Ambrosio Casimiro, reflejando y relatando en primera persona la voz colectiva, dando cuenta de los hechos vividos, una vez más alertando sobre el peligro que vive el país donde se evidencian practicas represivas y persecutorias, propiciadas por el modelo neoliberal y oligárquico, el cual pretende imponer a sangre y fuego sus políticas nefastas de ajuste, saqueo y asalto al Pueblo. 


Nuestro reconocimiento y agradecimiento a cada hermano y hermana que se hizo presente, al acompañamiento de las autoridades de organizaciones de Pueblos Originarios, a los compañeros/as de organizaciones políticas y sociales quienes acercaron su adhesión a nuestra lucha, del mismo modo a los/as comunicadores/as que se hicieron eco de nuestro reclamo territorial y tuvieron el coraje de reflejarlo. Somos un Pueblo Milenario que solo quiere vivir LIBRE, en PAZ y en armonía en NUESTROS TERRITORIOS. 

Honramos la memoria y el legado de nuestros Iquines y Titaquines. 

JUNTOS POR MEMORIA, IDENTIDAD Y TERRITORIO. 

¡JUSTICIA PARA JAVIER CHOCOBAR! 

¡JUSTICIA PARA SANTIAGO MALDONADO! 

¡JUSTICIA PARA RAFAEL NAHUEL! 

¡LIBERTAD AL LONKO FACUNDO JONES HUALA! 

¡CESE DE LA CRIMINALIZACIÓN Y PERSECUSIÓN A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS! 

¡PROPIEDAD COMUNITARIA INDÍGENA YA! 



Contacto comunicacional: 387 5886761 – 387 4892412 


                                                                                                Jueves 31 de mayo de 2018
     PRONUNCIAMIENTO DESDE EL TERRITORIO ANCESTRAL DIAGUITA
(Valle de Choromoros, hoy denominado Tucumán)
Los y Las Chuschagastas, nos pronunciamos y acompañamos plenamente la acción de la Unión de Pueblos de la Nación Diaguita (UPND- Salta), ubicados hoy en pie de resistencia y lucha en el pueblo de Cachi, Territorio Ancestral Diaguita, que resiste y denuncia la nefasta visita del presidente de los argentinos Mauricio Macri, quién por estas horas además de vetar un ley, con una impunidad casi de la edad media, llevando hoy a la argentina a posturas y decisiones solo comparables con una monarquía, recrudece el ajuste y violencia hacia los pueblos.
Hoy desde el territorio ancestral Los Chuschagasta le decimos NO al acuerdo con el FMI, que pone en riesgo absoluto la VIDA en los territorios originarios, ya que la única forma de pagar esa deuda ES ENTREGANDO LOS BIENES NATURALES, que son la base y el sustento de nuestra vida desde tiempos inmemoriales. (Saqueo que será garantizado por las bases militares de EE UU en Argentina)
Le decimos NO, a toda forma de saqueo de nuestros bienes naturales que afectan a los Pueblos  originarios y sus comunidades  que están ubicadas a lo largo y ancho de lo que en la actualidad es  argentina.
Le decimos NO, a los ajustes y tarifazos que solo se aplican a las clases con menor poder adquisitivo (trabajadorxs), exceptuando siempre a los empresarios del Agro, de la minería y empresas energéticas. (Amigos del presidente)
Le decimos NO, a la criminalización de las protestas y persecuciones a los referentes indígenas y sociales, ya que es la lucha y resistencia lo que en definitiva hace a la esencia de nuestra metodología de subsistencia.
Honramos la memoria de todxs los hermanos, que dejaron su vida por la lucha ancestral en sus territorios, desde Ambrosio Casimiro, Rafael Nahuel, Santiago Maldonado y continuamos reclamando Justicia por todos ellos.
Exigimos justicia para nuestra Autoridad tradicional Javier Chocobar, asesinado hace nueve (9) años, por Darío Amín (terrateniente), Humberto Gómez y José Valdivieso (estos últimos ex policías con activa participación en la última dictadura cívica militar Argentina), aun sin ser juzgados por un estado cómplice.
Finalmente desde el Territorio Ancestral Diaguita, le decimos NO a Macri y sus políticas neoliberales de mega ajuste y violencia;  levantamos la voz desde el territorio para acompañar en la lucha a todxs lxs hermanxs y compañerxs  que luchan por la VIDA y por la vida digna, no estamos ajenos a los flagelos de este modelo aunque estemos en la espesura del monte; y sobre todo NO ESTAMOS PASIVOS, este momento histórico y político nos encuentra a nosotros los Pueblos Originarios, conscientes, reflexivos, activos y organizados para resistir como lo hacemos siempre de manera colectiva.
Contacto: 0381 5999189 - 11 58396726


























31 de mayo de 2018

Salta: en Cachi también rechazaron a Macri


Radio Abierta en Cachi, protestando contra la presencia de Macri




Comunidades indígenas protestaron en Cachi, aunque la policía les impidió llegar a la plaza y les quitó instrumentos.

Horas después de que el gobierno difundiera el veto a la ley de emergencia tarifaria, el presidente Mauricio Macri llegó a Cachi, en los valles calchaquíes, para mantener una reunión con los gobernadores del Noroeste.

La localidad elegida para el evento registraba sólo 2.616 habitantes en el censo de 2010; cerca de allí se encuentra el pueblo de Payogasta, con 530 pobladores. En los casi 3.000 kilómetros cuadrados del departamento, sólo viven algo más de 7.000 personas.

A pesar de la baja densidad de población en la zona, un importante operativo de seguridad impidió desde anoche que los lugareños permanecieran en la plaza central del pueblo. Algunas fuentes indican que se movilizaron unos 400 efectivos hasta el lugar.

La Policía de Salta impidió el acceso a la Plaza de Cachi

Hoy la Unión de Pueblos de la Nación Diaguita de Salta -integrante del Encuentro Nacional de Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios- organizó una radio abierta para repudiar “la presencia de Mauricio Macri y sus socios políticos en territorio ancestral diaguita”. La policía les impidió llegar a la plaza para realizarla, por lo que finalmente se trasladaron a otro lugar, luego de encontrarse en la escuela del pueblo con un grupo de hermanos que llegaba a participar en la actividad.

Un grupo de policías los siguió y les arrebató instrumentos de percusión. También amenazaron con secuestrar los elementos con los que iban a desarrollar la radio abierta.

El petitorio de la Unión de Pueblos de la Nación Diaguita

Finalmente concretaron la protesta, con un micrófono y un equipo pequeño. Allí expusieron sus reclamos: contra los retrocesos en la aplicación del derecho indígena y el desguace de las políticas públicas para el sector; por la propiedad comunitaria, propia de las comunidades y que es reconocida en la Constitución; contra el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el pago de la deuda externa con los bienes naturales y las bases militares norteamericanas en el territorio argentino, entre otros puntos.

Vecinos de la localidad se sumaron a las protestas, con carteles pidiendo la derogación de la reforma jubilatoria, contra los tarifazos y contra la apertura de las importaciones. Es posible que más gente hubiera participado de los reclamos, pero -según explicó a ANCLA uno de los organizadores- los empleados públicos fueron amenazados por las autoridades si participaban.

29 de mayo de 2018

YERRA COMUNITARIA EN PIUL –TERRITORIO DIAGUITA



El sábado 26 de mayo se llevo a cabo en el Territorio d la Comunidad Diaguita Kallchakí Piúl la tradicional Yerra con marcada, floreada y señalada del ganado, los miembros de Piúl juntaron de manera colectiva la hacienda de los pastoreos y las rodearon en el corral de piedra  y tapial para llevar adelante el trabajo comunitario de todos los años.

Autoridades, Delegados de la UPNDS y miembros de diferentes comunidades de la Nación Diaguita bajaron al Territorio de Piúl a acompañar dicha jornada de trabajo comunitario.

Durante la mañana en primer lugar se realizó el izamiento del símbolo del Pueblo Nación Diaguita y de la bandera Argentina por parte de las autoridades tradicionales presentes, mientras se realizaban los preparativos del estofado y locro que se degustaría en un almuerzo comunitario, luego se invitó a los/las hermanos/as al corral ancestral, corral comunitario construido por los miembros de Piúl desde tiempo antiguo, para realizar la ceremonia de apertura de la actividad, con un agradecimiento a la madre tierra por permitirnos vivir  y habitar el territorio que alimenta nuestras vidas desde siempre garantizando nuestra  continuidad como Pueblo Nación. 

Luego de la ceremonia a la madre tierra se compartió el almuerzo comunitario degustando un rico estofado y un buen  locro pulsudo para estar bien fortalecido para el trabajo de la yerra.

Durante la tarde se dio inicio al trabajo en el corral comunitario, separando e identificando cada familia sus animales de acuerdo al lugar de pastoreo, momentos donde aparecen los conocimientos territoriales, y las destrezas para el manejo de las herramientas de trabajo como los trenzaos que se usan en el  pialado o enlazado de cada animal para ser marcado y señalado.

La marcada y señalada se florea con lanas de colores previamente hiladas y teñidas que se colocan en las orejas de cada animal como protección y homenaje a la madre tierra, como elemento propiciatorio por un buen ciclo productivo.

La jornada termino ya casi al anochecer, con la puesta de un sol que acompaño toda la jornada, fueron momentos para las palabras  y vocería de la hermana Susana Aramayo Autoridad Tradicional de Piúl en agradecimiento y reconocimiento por acompañar en esta tarea colectiva de la yerra, al mismo tiempo que se despachaba la hacienda arriándola en tres círculos en el sentido del sol para un buen retorno hacia los lugares de pastoreos, ceremonia y costumbre que realiza el Pueblo Diaguita en cada Territorio desde siempre.


















26 de mayo de 2018

CATAMARCA - LA UNIÓN DIAGUITA PIDE PROTECCIÓN

Comunidades originarias, en alerta por las usurpaciones

Temor. El caso de andalgalá encendió la alarma en la comunidad.

Luego del intento de usurpación que denunciaron integrantes de la comunidad indígena de Minas Capillitas, ubicada en Andalgalá, representantes de la Unión Diaguita de Catamarca se mostraron alarmados por la situación y pidieron que los organismos provinciales trabajen para resguardar sus derechos como habitantes originarios de determinadas zonas.

A través de un comunicado oficial la Unión Diaguita expresó que "repudiamos los atropellos de los usurpadores en la comunidad indígena de Capillitas en Andalgalá, y expresamos nuestro apoyo a la defensa territorial comunitaria”.

La usurpación de la vivienda de una mujer de 82 años al Pie de la Cuesta de Minas Capillitas generó el malestar y el alerta en las distintas comunidades. Incluso días atrás el fiscal subrogante de Andalgalá, Alejandro Scidá, dispuso el inicio de una investigación penal preparatoria y una medida cautelar para salvaguardar la situación de los habitantes de Minas Capillitas en el conflicto por las tierras.

“Estos atropellos violan nuestros derechos comunitarios manifestados en los artículos Nº 75 inciso 17 de la Constitución Nacional y de la Ley de Emergencia Territorial (Nº 27.400) y el Convenio Nº 169 de la Organización Internacional del Trabajo”, señalaron.

Por otro lado pidieron a las autoridades provinciales y de los distintos organismos que velan por la protección de los derechos indígenas para que colaboren en el cumplimiento de los derechos de las distintas comunidades que habitan el territorio catamarqueño.

El pedido y la preocupación, surge porque tiempo atrás a un integrante de la Unión Diaguita le quemaron su vivienda en las comunidades de Belén.

El documento está avalado por Ingrid Aguilar Villacorta, cacique de la comunidad de Los Morteritos de Las Cuevas; Rubén Casimiro, de Aguas Calientes; Isidro Gervan, de Caracachi; Enzo Gutiérrez de Laguna blanca; Bernardo Gutiérrez, La Costura, y Epifania Rosa Salgado de Corral Blanco.

22 de mayo de 2018

Piden agua y luz, pero Urtubey no los escucha

Revista Cítrica

En pleno siglo XXI, en Salta, comunidades arrasadas por la crecida del río Pilcomayo en febrero, quedaron marginadas. Le piden al gobernador que les suministre servicios básicos para la vida. Pero la desidia política en Argentina alcanza niveles de insensibilidad alarmantes.

Los invisibilizan. Y no solamente en forma virtual, cultural, o ignorándolos a través de los medios de comunicación ordinarios. Sino también físicamente. La sociedad en general, sus pares, sus iguales, el "otro", le da la espalda. La insensibilidad estatal -nacional y provincial- que hoy impera en Argentina roza horizontes pavorosos.

El foco es colocado sobre los pueblos originarios solamente con el fin perseguirlos, demonizarlos, criminalizarlos, convertirlos en enemigos, tildándolos con pseudo formatos ridículos como el de "terroristas", y demás acepciones. Sin embargo, cuando la lente agudiza su sensibilidad, la realidad es diametralmente opuesta.

Y allí están. Son. Tienen identidad, arraigo, vida. Existen, aunque traten de esconderlos. No solamente precisan luz eléctrica, sino también luz social. Están. Son. Existen.

Comunidad "13 de enero", 20 familias, Cacique Mateo Torres.

Comunidad "La Golondrina", 19 familias, Cacique Juan Carlos González.

Comunidad "Cruce Nueva", 20 familias, Cacique Ruperto Dixon.

Comunidad "Anglicana 2", 16 familias, Cacique Héctor Constantino.

Comunidad "Cañada Larga", 8 familias, Cacique Lemir Paz.

Comunidad "Padre Coll Vieja", 18 familias, Cacique Moisés Menéndez.

Muchos de los pueblos originarios siguen siendo lanzados sistemáticamente a los deciles de mayor marginación. En Salta, -el feudo de Juan Manuel Urtubey, un gobernador afín a los desmontes, y que se mostró invariablemente como alfil incondicional ante los designios del presidente Mauricio Macri y sus decisiones sociopolíticas- la inundación que provocó el río Pilcomayo, no deja de generar estragos.

Después de las crecidas de enero y de años de falta de planeamiento, los habitantes de Santa Victoria Este, cerquita de Tartagal, tuvieron que huir como pudieron. Pasaron los meses, y el abandono se incrementó. Ahora, los desclasados se manifiestan a través de un corte de ruta. Las comunidades tuvieron que ser trasladadas. La inundación los ha afectado en forma completa.

Salvaron lo que pudieron y movilizaron a todas sus familias a otro lugar, allí donde no pasó el río. Estas comunidades están cortando la ruta 54 desde hace 10 días. ¿Qué piden? Agua y luz. Necesidades por debajo de las básicas del siglo XXI. Agua y luz...

Y quizá, lo más penoso de toda la situación es que la solución se encuentra a tiro de piedra. Sí. Las comunidades están literalmente "al lado" de la corriente eléctrica. Es decir que, al costado de la ruta 54 -donde acampan como pueden- es por donde pasa el tirado de energía. Ante lo cual, este absurdo contexto se solucionaría apenas con tres elementos: decisión política, un transformador y un poste.

A pesar de esta sencillez al alcance de la mano de Urtubey, Macri y sus huestes, no ha habido ningún tipo de respuesta por parte del gobierno, tanto nacional como provincial. La invisibilización y la desidia en su estado más puro y desalmado.

El problema del acceso al agua potable, si bien es más difícil de solucionar, no deja de ser una empresa realizable. Es más complejo porque el agua está lejos y -lógicamente- construir un pozo profundo para extraerla no es algo que se solucione de un día para el otro. En la zona hay ausencia absoluta de agua. Y desde el estado provincial se expone una incapacidad manifiesta de acercar unos tinacos y llevar agua potable con un camión, para que las comunidades puedan consumirla con el objetivo básico de la subsistencia. Cada tanto, un móvil municipal acerca un poco de suministro, pero no alcanza para nada.

El bien del agua potable para consumo, en pleno siglo XXI, se manifiesta como una virtual quimera para las comunidades desplazadas. Corridas no solo por el río Pilcomayo, sino -principalmente- por la desidia política. Sin una solución -ni total ni parcial- ante esta situación, el minuto a minuto es violentamente crítico.

Sólo precisan un poste y un transformador para poder hacer la bajada de luz. Urtubey se los niega, mientras firma con el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman, la autorización para que se lleven a cabo cerca de 30 desmontes en el terruño que gobierna.

Agua y Luz.

Tras la inundación, las comunidades viven como pueden, en casas muy precarias. Construyeron una especie de carpas, con plástico negro. Enfrentan un panorama desolador. Viviendas destruidas, cultivos arrasados, sin animales, sin caminos. Hace diez días que gritan su desamparo. Y no hay respuesta por parte del Estado. No existe ningún tipo de disposición desde el gobierno salteño para atender su pedido. Un drama de otro siglo, ahora.